Artículo del mes – Formación en la empresa.


Formación y empresa es, sin lugar a dudas, un factor muy importante en el mundo de la educación en los centros de trabajo. Cualquier empresa, grande o pequeña, pública o privada, constituye el lugar en el cual serán aplicados muchos de los conocimientos, habilidades y actitudes que se adquieren en los procesos de formación profesional por parte de quienes integran la población ocupada de un país. Para ello es necesario, la formación continua en la empresa.

La Formación continua en la empresa se entiende como el conjunto de acciones formativas que desarrollan las empresas, los trabajadores o sus respectivas organizaciones dirigidas tanto a la mejora de competencias y calificaciones, como a la recalificación de los trabajadores asalariados, que permitan compatibilizar la competitividad de las empresas con la formación individual del trabajador.

La Formación continua es el instrumento esencial para garantizar la formación a lo largo de la vida, la necesaria adaptación de los trabajadores y de las empresas a la nueva sociedad basada en el conocimiento y el mantenimiento de la capacidad profesional de los trabajadores en los supuestos de cambios y mutaciones en los procesos productivos.

Los objetivos de la política de Formación Continua son:

  • Promover el desarrollo personal y profesional de los trabajadores.
  • Mejorar la competitividad de las empresas.
  • Adaptar los recursos humanos a las innovaciones tecnológicas y a los cambios organizativos.
  • Propiciar el desarrollo de nuevas actividades económicas.
  • Mejorar la gestión de la formación continua.
  • Seguir estimulando una mayor inversión y rentabilidad en formación.

Por tanto, para analizar si la formación ofrecida en una empresa es la suficiente, es necesario realizar encuestas a los empleados. Para ello EncuestaFacil tiene varias plantillas relacionadas con la formación y en concreto una que es Formación y desarrollo profesional en la empresa.


Volver al Resumen