Artículo del mes – Por qué hacer encuestas.


Porque no existe una forma más eficaz y probada para averiguar las opiniones y preferencias de grandes sectores de la población sobre temas importantes.

Si no hubiera encuestas, dependeríamos únicamente de nuestras impresiones para determinar qué piensa la gente.

Las encuestas, nos liberan de las simples impresiones, prejuicios o deseos, y nos acercan a la realidad.

A la hora de realizar una encuesta, es importante tener un cuestionario bien estructurado.

Lo primero que hay que hacer antes de comenzar a realizar la encuesta es concretar los fines objetivos y plantear las hipótesis del estudio.

Después tenemos que pasar a determinar el método de recogida de respuestas que pueden ser mediante:

  • Entrevista Personal: Los entrevistados ven el cuestionario e interactúan frente a frente con el entrevistador, este puede realizar preguntas extensas, complejas y variadas; debe redactarse a modo de conversación.
  • Entrevista Telefónica: Los participantes interactúan con el entrevistador, pero no ven el cuestionario. Esto limita el tipo de preguntas que pueden hacerse, ya que deben ser breves y sencillas. Este tipo de entrevista, al igual que las personales, también deben redactarse a modo de conversación.
  • Entrevista Online (correo electrónico, link en página web...): Las preguntas deben ser sencillas y llamativas para la persona de quien se espera su respuesta, y deben ser bastante explícitas puesto que carece de entrevistadores.

Una vez elegido el método para recoger respuestas hay que tener en cuenta el tipo de preguntas que se van a hacer. En general, a la hora de analizar los resultados son preferibles las preguntas cerradas (Sí/ No), desglosar en sucesivas preguntas las de respuesta múltiple.... En definitiva es importante diseñar un cuestionario sólo con preguntas relevantes, lo más breve posible y con un lenguaje entendible excluyendo la utilización de palabras o conceptos complejos.

El siguiente paso sería conocer el público objetivo al que hay que dirigirse (personas físicas, jurídicas, etc), ya que la terminología tiene que estar adaptada al mismo (no es lo mismo hacer una encuesta a un joven, a un ama de casa, a un directivo de empresa o a una persona jubilada). Para ello lo más recomendable es realizar un test (prueba piloto) para verificar que el cuestionario se entiende perfectamente por lo encuestados.

Con www.encuestaFacil.com se puede diseñar una encuesta desde cero o partir de una de nuestras plantillas, recopilar las respuestas y analizar los resultados de una forma rápida y sencilla. Se puede aplicar el método de recogida de respuestas online, que hoy en día, es el que mayor porcentaje de respuesta tiene.


Volver al Resumen